miércoles, 15 de noviembre de 2017

Olibón (2475 metros) desde el refugio de Lizara

Cresta de Bernera, Bisaurín y Secús desde el Olibón
Siempre decimos que no hace falta subir grandes cimas para disfrutar de la montaña y otro ejemplo que cumple a la perfección esta premisa es el pico Olibón (2475 metros).

Se trata una montaña eclipsada por otras cercanas de mayor entidad como el Bisaurín o el Aspe, muy poco frecuentada por no atraer tantas miradas como sus más famosos vecinos.

El itinerario que escogemos para el ascenso parte del refugio de Lizara (1520 metros) ubicado en la cabecera del valle de Aragüés a los pies del imponente Bisaurín.

Macizos de Fetás y Bernera desde el Llano de Lizara
Junto al refugio seguiremos las estacas de madera del GR-11.1 hacia el collado del Bozo, inicialmente por una herbosa pista que atraviesa el Llano de Lizara, donde pastan numerosas cabezas de ganado vacuno.

Caminamos teniendo a nuestra izquierda las murallas del macizo de Bernera y el contrafuerte rocoso formado por el Bisaurín y el Alto de Fetás, entre los que discurre el barranco de los Castillones procedente de la Plana Mistresa.

La Espelunguera y los refugios de la Cueva y Lizara
En esta parte del valle todavía pudimos disfrutar de los últimos coletazos del otoño con un colorido que destacaba sobre sus rocosas laderas.

El firme herboso de la pista se tornará de tierra y la misma finalizará en el refugio de la Cueva (1580 metros), desde el que se divisa al W el collado y el Puntal Alto de Foratón, las crestas del Gallo y el pico Espelunguera.

GR-11.1 hacia el collado del Bozo
Ya por sendero, comenzaremos a ganar altura remontando por herbosas laderas la margen derecha del barranco de Articuso, pasando junto a una cascada por la que cae un tímido hilo de agua.

Entre extensos y alomados pastos de montaña nos iremos alejando del barranco para encarar el ascenso al collado del Bozo (1995 metros), que alcanzaremos tras unas amplias lazadas en una hora y cuarto de marcha.

Valle de Aísa y sierra de la Magdalena
Este collado es la divisoria de los valles de Aragüés y Aísa y un gran mirador del macizo del Aspe, del Rigüelo y de la sierra de la Magdalena, además de ser el punto donde comienza el cordal hacia el pico Mesola pasando por las puntas del Cuello del Bozo, Napazal y Petrito.

Por el fondo del valle de Aísa discurre el barranco de Igüer, divisando también el colmatado ibón de Izagra y el refugio del Cubilar del Barranco, en cuyas inmediaciones se encuentra el dolmen de Izagra

Camino hacia la Foya de Aragüés
Tras un breve descanso seguiremos el GR-11 hacia el collado de Esper y Candanchú dejando el GR-11.1, que desciende al valle de Aísa en su camino hacia el collado de Rigüelo y Canfranc.

Seguiremos un sendero que flanquea a media ladera la Punta Alta de Napazal, ganando altura levemente hasta adentrarse en la Foya de Aragüés, un bonito circo rocoso con salida hacia la cabecera del valle d’Aspe por el collado de Esper o puerto de Aísa.

Ruabe de Bernera y Olibón
Las abundantes marcas de GR y los hitos nos permiten caminar de forma cómoda por zonas herbosas y rocosas bajo los paredones de la Bernera y de la Llena del Bozo.

Tendremos que superar, junto a una cascada, un sencillo resalte donde se ha instalado una sirga para facilitar el paso en condiciones de lluvia, hielo o nieve (2055 metros).

Poco a poco iremos divisando el pico Olibón y la mole del Ruabe de Bernera, llamando la atención el contraste de color entre ambos. Mientras el Olibón presenta un tono pardo, el Ruabe destaca por su caliza blanquecina. 

Bisaurín, sierra de Secús, Acher, Petrechema, Mesa, Anie...
Entre ambos se halla una extensa canal que alcanza el collado situado entre los dos picos. Su parte izquierda es una pedrera, mientras que su parte derecha resulta algo más cómoda por alternar zonas más estables de hierba y roca.

Para llegar al Olibón tenemos dos opciones. Podemos ascender por esta canal y crestear hasta la cima o remontar la empinada ladera que nos deposita directamente en su cumbre.

Ibón de Estanés, valle de los Sarrios, Acué, Sesques...
Nosotros optamos por la segunda opción, abandonando el GR-11 a unos 2100 metros de altitud para comenzar a ascender fuera de sendero buscando la mejor y más cómoda forma para progresar.

El grado de inclinación de la pendiente aumenta de forma considerable, no recomendándose este ascenso con la hierba mojada.

Foya de Aragües, Midi y cumbres del valle de Tena
Tras 2 horas y media desde Lizara y unas sencillas trepadas por canales de roca para evitar los últimos metros herbosos habremos coronado el pico Olibón.

Hacia el sur, divisamos el valle de Aísa y el cordal de Mesola, la sierra de la Magdalena, las Blancas, Sayerri, la Peña Oroel, la Canal de Berdún y las sierras de San Juan de la Peña y Leyre.

El Aspe aparece tras la Llena del Bozo
Hacia los Valles Occidentales reconocemos el Castillo d’Acher, Marcantón, Anatera, Anzotiello, el Chinebral de Gamueta, el Mallo Acherito, Sobarcal, Petrechema, las Agujas d’Ansabere, Mouscaté, Budoguía, la Mesa de los Tres Reyes, el Anie y Le Billare.

También se observan el valle de Aguas Tuertas, el puerto de la Cunarda, los picos Labigouer y Baralet y la cresta de los picos Rouge, Aillary, Arlet y Acué.

Canal entre el Ruabe de Bernera y el Olibón
Destacan las aguas del ibón de Estanés y el valle de los Sarrios, además de la cresta de la Mujer Muerta y el valle d’Espélunguère, la Llena del Bozo y el Aspe.

Hacia el E distinguimos el Midi d’Ossau, el Peyreget, Lurien, Arrious, Palas, Arriel, Balaitous, las Frondiellas, el Gran Facha, los Infiernos, el Garmo Negro, Algas, Argualas, Tendeñera, el Vignemale y el macizo de Monte Perdido.

Cascada junto a la sirga mencionada
Más cerca el Anayet y su Vértice, el Culibillas, la Canal Roya, el valle de Izas y sus Campaniles, los picos de la Tronquera, la Pala de Ip, La Moleta y el circo de San Epifanio.

También el pico de los Monjes, la cresta de Ayous, el pic de Larry, el circo de Astún, Arnousse, La Raca, Anéou, Cuyalaret, así como el Lespetouse, el Soum de Moundaut, el macizo de Sesques con su Capéran, el Gazies y el pic de Ger.

Macizo de Bernera desde el barranco de Articuso
Bajo nosotros se encuentra la Foya de Aragüés cercada por el Puntal del Bozo, los picos de Labata y el Ruabe del Bozo, reconociendo el monte Tobazo y La Zapatilla en la zona de Candanchú.

Y por último el macizo de Bernera, el Alto de Fetás, el Bisaurín, el Puntal de Secús, los picos de la Portaza, la Cúpula de Secús, el Liouviella y su Aguja, la Plana Mistresa y el ibón Viejo.

Espelunguera, collado y Puntal Alto de Foratón
Precaución y atención en el descenso tanto si regresamos por la ladera herbosa por la que hemos subido como si destrepamos la empinada cresta hasta el collado (2420 metros) que separa el Olibón del Ruabe de Bernera. 

Una vez en el collado perderemos altura hasta enlazar con el GR-11, volviendo al refugio de Lizara por el mismo camino de ida.

Otoño en el macizo del Bisaurín y Fetás
Ruta lineal de 10'5 kilómetros de distancia con un desnivel positivo de 1050 metros realizada en 5 horas y cuarto sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

Sigue nuestra amplia galería fotográfica en Pinterest. Todas las fotos de nuestras rutas se encuentran aquí.

jueves, 9 de noviembre de 2017

Toronzué (2263 metros) desde Cotefablo

Panorámica desde Sabocos a Tendeñera
El Toronzué (2263 metros) es una modesta cima empequeñecida por la escarpada cara sur de la sierra de Tendeñera.

Se ubica en un cordal herboso paralelo al del conocido Tozal de Comas, ambos separados por el barranco del Sorrosal.

Se trata de una ruta poco frecuentada, a diferencia de los masificados Pelopín y Erata, ideal para realizar en cualquier época del año incluso con raquetas.

Valle del Sorrosal, Tozal de Comas y Mondeniero
El punto de inicio se encuentra en la explanada de la boca E del túnel de Cotefablo (1420 metros), a mitad de camino entre Biescas y Broto, sinuosa carretera que comunica los valles de Tena y Ara.

Por detrás de un depósito de sal comienza el PR-HU-117 en su camino hacia los despoblados de Otal, Ainielle y Escartín, que cruza una barranquera por dos tableros de madera y gana metros por encima del túnel por medio de lazadas.

El valle del Sía se abre paso hacia la Tierra de Biescas
Caminaremos entre una vegetación solana dominada por el boj, el erizón, las aliagas, el enebro y el pino, divisando los prados del valle del Sorrosal y los pueblos de Linás de Broto y Viu.

A los pocos minutos alcanzaremos una pista ganadera (1500 metros) que cruzaremos para acortarle metros y seguir ganando altura hasta llegar al collado de Cotefablo (1600 metros), cruce de caminos hacia los picos Pelopín, Erata y Toronzué, que alcanzamos en 20 minutos.

Sierra de Tendeñera, barranco del Puerto y Toronzué
Aquí dejaremos a la izquierda el PR en su camino hacia Sobrepuerto para seguir la pista que antes habíamos obviado en dirección N, ya con visión de nuestro objetivo.

Pasada una cercana torre de alta tensión veremos un sendero a la izquierda que asciende de forma opcional a la Punta de Gabardos, siguiendo nosotros la pista que rodea su cima.

Poco antes de la hora de camino llegaremos al collado de Gabardos (1630 metros), donde encontraremos un hito señalizando un evidente sendero que asciende al cordal de forma directa. Por este sendero regresaremos a la vuelta.

Ordesa aparece tras el Tozal de Comas y Mondeniero
Continuaremos ascendiendo por la pista dejando atrás una valla metálica hasta llegar a un llano (1715 metros) donde pastan tranquilamente varias cabezas de ganado vacuno.

En este punto abandonaremos la pista para acceder a la divisoria cimera por un sendero rodeado de erizones que pasa junto a una antigua mallata (1790 metros).

Comenzaremos a ver el valle del río Sía y el pueblo de Yésero, así como la Tierra de Biescas, la Peña Oroel y la sierra de San Juan de la Peña

Cresta de Año y picos Otal y Fenés
La difusa senda se aleja por momentos del cordal y rodea el monte Torcedor por su falda E pasando junto a lo poco que queda de otra mallata (1870 metros). Si queremos, podemos ascender al Torcedor siguiendo la divisoria.

Flanqueado este monte, volveremos al alomado cordal para seguir ascendiendo entre pastizales por la derecha de una alambrada que separa los pastos de Yésero y Linás de Broto.

En la falda del Tozal de las Planas veremos un sendero que lo rodea por el W (izquierda) cruzando la alambrada que es por donde volveremos, pero de momento seguiremos por la derecha de la misma para pasar por su cima (1966 metros). 

Bachesango, Sabocos y sierra de la Partacua
Tras ello perderemos unos metros de altura antes de atacar la inclinada ladera herbosa que nos deposita en la cima del Toronzué tras 2 horas y media de camino.

Disfrutamos de una amplia panorámica comenzando por los picos Fenés y Otal, la cresta de Año, las Fañanizas, NavariechoTendeñera, la Ripera, Forato y Sabocos.

También vemos los refugios de la Faja y de las Planas de Abozo, los barrancos del Puerto y del Sorrosal, el Soaso de Linás y el cordal del Tozal de Comas, Mondeniero y Litro.

Tendeñera y la Ripera
Distinguimos las cumbres Erata, Gábalo, Manchoya, Pelopín y Oturia que encierran el Sobrepuerto, así como el Serrato de Yosa, la sierra Coronas con Suerio, Comiello, el Pueyo de Ballarín, la Peña Canciás y Linás de Broto.

Mirando hacia Ordesa reconocemos los Gabietos, el Taillón, Mondarruego, Bazillac, el Tozal del Mallo, los circos de Carriata y Cotatuero, las Treserols, las Punta de las Olas, el Tobacor, el Gallinero, Punta Acuta, Mondicieto y sierra Custodia.

Pelopín, Erata, Oturia, Tozal de Guara y Fragineto
Además del Turbón, la sierra Ferrera con su Peña Montañesa, la Peña del Solano, Nabaín, el macizo de Cotiella y sus peñas del reloj, los Sestrales, la sierra d’as Zucas y el Castillo Mayor.

Al oeste la sierra de la Partacua, el Sobremonte y la sierra de Lucas, el Burrambalo y las peñas de Aso, el Bachesango, el monte Sarasé y el núcleo de Yésero.

Cotiella, Sestrales, Comiello, Turbón, Montañesa...
Y por último la Peña Oroel, la Val Ancha y la Val Estrecha, la sierra de San Juan de la Peña, Punta Güé, Sabiñánigo, el Tozal de Guara, Fragineto e, incluso, el Moncayo de fondo.

Tras una larga parada iniciamos el regreso. Lo haremos por el otro lado de la alambrada, de manera que rodeamos por el W (derecha) el Tozal de las Planas y el monte Torcedor siguiendo una difuminada senda y dejando una nueva mallata a la izquierda.

Refugios de la Faja y de las Planas de Abozo
En poco menos de una hora llegaremos a la altura de la primera mallata que descubrimos en el ascenso, divisando ya la pista con la que tenemos que enlazar.

El sendero, marcado algún con hito, se adentra en una pequeña masa de pino y boj y llega a una valla metálica para el ganado antes de conectar con la pista en el collado de Gabardos.

A partir de aquí desandaremos el camino de ida hasta el túnel de Cotefablo volviendo a tomar el PR-HU-117 en el collado que señaliza la dirección hacia el Pelopín.

Llanos del valle del Sorrosal y núcleos de Linás y Viu
Ruta cuasi lineal de 12 kilómetros de distancia con un desnivel positivo acumulado de 850 metros realizada en 4 horas y cuarto sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

Sigue nuestra amplia galería fotográfica en Pinterest. Todas las fotos de nuestras rutas se encuentran aquí.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Cúpula de Secús (2421 m.) y Liouviella (2334 m.). Circular por Sansanet y Espélunguère

Bisaurín, Puntal de Secús y Acher desde la Cúpula
Con el fin de disfrutar del otoño, hace unos días cruzamos la frontera del Somport para realizar una circular que asciende a dos de las cimas de la sierra de Secús, la Cúpula (2421 metros) y el Liouviella (2334 metros).

El recorrido se inicia en el parking de Sansanet y sigue la ruta normal hasta el ibón de Estanés (Lac d’Estaens).

Para llegar hasta aquí tenemos que desviarnos en Canfranc-Estación, cruzar la frontera y descender unos 5 kilómetros el puerto de Somport por la antigua carretera hasta llegar a una curva cerrada a la derecha tras la que se encuentra el parking (1330 metros).

Hayedo de Sansanet
Estamos en el Parc National des Pyrénées y varias señales nos recuerdan su normativa. Seguiremos las indicaciones hacia Espélunguère, Peyrenère, Les Forges d’Abel y el Tour du val d’Aspe, pero poco a poco las iremos dejando atrás.

Descendemos levemente para cruzar el Gave d’Aspe (1315 metros) por un pequeño puente, donde localizamos marcas francesas del sendero HRP.

Cruzaremos también una barranquera que desagua en el río por una pasarela de madera después de dejar a la izquierda el desvío hacia el Peyrenère y el Tour du val d’Aspe.

Hayedo de Sansanet
Nos adentraremos entonces en el hayedo-abetal de Borce por donde comenzaremos a ganar altura, dejando a la derecha el camino hacia Les Forges d’Abel, hasta enlazar con una pista (1390 metros).

Tras 20 minutos de camino aparecen los primeros claros del bosque y el desvío del HRP hacia Espélunguère y la Cabane d’Escouret (1420 metros) donde, en época estival, se vende queso. Por este sendero finalizaremos la ruta.

Nosotros continuaremos hacia el Lac d’Estaens con amplia panorámica de La Raca, Arnousse, La Zapatilla y de la cara norte del macizo de Aspe.

Picos de Labata, Ruabe del Bozo y Llena de la Garganta
El desnivel va aumentando bajo el Puntal del Taxo, adentrándonos de nuevo en el colorido bosque hasta salir a terreno abierto (1620 metros), ya en territorio aragonés y dentro del Parque Natural de los Valles Occidentales.

Por extensas campas herbosas iremos ascendiendo siguiendo el curso del barranco de Escourets hasta las proximidades del puerto de Estanés, enlazando con el GR-11 procedente de Candanchú y divisando ya los picos de Labata, la Cúpula de Secús y el Liouviella.

Liouviella, Cúpula de Secús y Mujer Muerta
En una hora y cuarto de camino llegaremos al puerto (1790 metros), donde veremos un gran hito de piedras que nos indica el punto en el que abandonaremos por momentos el GR para ganar altura en dirección S evitando así una amplia lazada que realiza el sendero oficial.

Alternando zonas herbosas y rocosas ascenderemos con cómodas lazadas siguiendo los abundantes hitos. Una pequeña zona kárstica dará paso a una llanura herbosa bajo la cara norte de los picos de Labata, donde volveremos a retomar el GR-11 (1900 metros).

Ibón de Estanés y pico Acué
Superaremos un resalte rocoso por las laderas de Cantal y accederemos al bucólico valle de los Sarrios por el Paso de la Trinchera (2010 metros). Este valle es una solitaria y extensa planicie herbosa que vamos a ir recorriendo hacia las murallas del circo de Olibón.

Al fondo del valle, siguiendo el GR-11 y las marcas verdes y amarillas de la Senda de Camille, giraremos a la derecha hasta llegar al puerto de Bernera (2115 metros) y su escondido ibón Viejo.

Paso de la Trinchera, Olibón, Liouviella y Cúpula
Seguiremos unos metros hacia el refugio de Lizara y el Cubilar de Bernera hasta encontrar una bifurcación de senderos. 

El GR y la Senda de Camille continúan por la izquierda hacia Lizara pasando por la Plana Mistresa, mientras que el de la derecha se dirige hacia el collado que separa la Cúpula de Secús y el Liouviella siguiendo unas antiguas marcas de GR.

Valle de los Sarrios y circo de Olibón
Tras llanear unos metros por una vaguada empezaremos a ganar altura con fuerte pendiente por una ladera que nos eleva hasta este collado (2245 metros), que alcanzamos en 3 horas.

A nuestra izquierda se aúpa la Cúpula y a nuestra derecha el pico Liouviella. Primero ascenderemos a la Cúpula, regresaremos al collado y después remontaremos hasta el Liouviella.

Castillo d'Acher, Quimboas, Chinebral, Acherito...
Coronar la Cúpula requiere de sencillas trepadas por empinadas canales de hierba y roca descompuesta que constan de buenos agarres. Tras 45 minutos hollamos su cima, desde donde la panorámica es sobrecogedora.

Hacia los Valles Occidentales veremos los picos Lenito y Peña Forca, los Quimboas, Anzotiello, el Chinebral de Gamueta, el Mallo Acherito, Sobarcal, el Petrechema y las Agujas d'AnsabereMouscaté, Budoguía, la Mesa de los Tres Reyes, el Anie y Le Billare.

Olibón, macizo de Aspe, Collarada, Pala de Ip...
Más cerca el Castillo d’Acher, la Costatiza, la Peña Marcantón, Anatera, el puerto de la Cunarda y el cordal de los picos Rouge, Aillary, Arlet y Acué. También los valles de Guarrinza, Aguas Tuertas y Espélunguère.

Hacia el sur el Bisaurín, el Alto de Fetás, el Agüerri, el Puntal de Secús, los picos de la Portaza, el Aspe, las Llenas de la Garganta y del Bozo, el Espelunguera, el valle de Aragués, el refugio de Lizara, el refugio de Forestales y la Plana Mistresa

Midi d'Ossau, Peyreget, Sesques e ibón de Estanés
También el circo de Olibón y el macizo de la Bernera, el ibón Viejo, los picos de Labata, el Liouviella y su Aguja y, bajo nuestros pies, el ibón de Estanés y la cresta de la Mujer Muerta.

Mirando al valle de Tena oteamos el Balaitous, las Frondiellas, el Palas, Lurien, ArriousArriel, la Gran Facha, los Infiernos, el Garmo Negro, así como los macizos del Vignemale y del Monte Perdido en la lejanía.

En el valle del Aragón distinguimos Candanchú, el Monte Tobazo, La Raca, el circo de Astún y el pico de los Monjes, el Anayet y su Vértice, el Culibillas, la Canal Roya, el valle de Izas y sus Campaniles, Collarada, el circo de San EpifanioLa Moleta, La Tronquera y la Pala de Ip.

Acué, pic Rouge, Aguas Tuertas, Petrechema, Mesa, Anie...
En la zona francesa se reconocen el Midi d’Ossau, el Peyreget, la cresta de Ayous, el Anéou y el Cuyalaret, el Gazies, Lespetouse, el Soum de Moundaut y el macizo de Sesques con su Capéran.

Tras descender hasta el collado anterior, en pocos minutos alcanzaremos la meseta cimera del Liouviella, desde la que observaremos una vista aérea del valle de los Sarrios, los picos del Bozo y Labata y la cercana Aguja de Liouviella.

Rodeando el ibón de Estanés. Labata y Liouviella
De nuevo en el collado, perderemos altura en dirección N hacia el ibón de Estanés por la empinada pedrera que queda entre los dos picos ascendidos, hasta alcanzar un vallecito (2085 metros) por donde discurre un seco barranco.

Cuando éste se encajona, hemos de cruzar a su margen izquierda y continuar ladeando hacia el NO sin senda definida perdiendo altura por terreno herboso y pedregoso hasta enlazar, en poco menos de una hora, con el GR-11 (1920 metros) en su camino hacia Aguas Tuertas por el puerto de Escalé.

Pas de l'Echélle
Seguiremos el GR hasta las inmediaciones del ibón de Estanés y lo abandonaremos para rodear su orilla NO y llegar, en 40 minutos, al Pas de l’Echélle (1770 metros), por el que comenzaremos a descender hacia el valle francés de Espélunguère, divisando el Paso de Escalé

En su inicio, este sendero pierde altura de forma acusada pasando por el tramo que le da nombre, una escalera metálica de 9 peldaños que salva un escalón de unos 3 metros de altura, por debajo de la cual pasa la tubería que desagua del ibón de Estanés hacia la Centrale Éléctrique d’Estaens.

Descenso hacia el vallée d'Espélunguère
Posteriormente reduce su pendiente y discurre a media ladera por un bosque de hayas donde encontramos un refugio cerrado (1620 metros), en buen estado y con marcas de la HRP francesa.

Pasado el mismo perderemos altura con fuertes lazadas por el interior del bosque, precioso en esta época, con mucha hoja en la senda y abundante musgo.

Tras 45 minutos saldremos del mismo y daremos con el desvío hacia el parking de Espélunguère (1420 metros), siguiendo nosotros hacia Sansanet

Bosque d'Espélunguère, Borce
Un corto pero fuerte repecho nos devolverá al hayedo, por el que caminaremos a media ladera entre helechos bajo la pared del Maspêtres.

Con los últimos rayos de sol sobre el macizo de Sesques, la cresta de Arnousse y La Raca llegaremos a la Cabane d’Escouret (1410 metros) y, metros después, al desvío donde pondremos fin a la parte circular del recorrido. A partir de aquí seguiremos hasta el parking de Sansanet el mismo itinerario de ida.

Cabane d'Escouret y macizo del Aspe
Ruta circular de 18 kilómetros de distancia con un desnivel positivo acumulado de unos 1400 metros realizada en 8 horas y media sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

Sigue nuestra amplia galería fotográfica en Pinterest. Todas las fotos de nuestras rutas se encuentran aquí.

jueves, 26 de octubre de 2017

Circular por el valle de la Solana: Tricás, Ginuábel y Muro

Otoño en Muro de Solana
De nuevo regresamos a la soledad del valle de la Solana para realizar una circular uniendo los despoblados de Tricás, Ginuábel y Muro de Solana.

Estos tres núcleos fueron expropiados para la repoblación de pinos que evitaran la erosión de la ladera y la posible colmatación del proyectado embalse de Jánovas que, afortunadamente, nunca se llegó a construir.

Las gentes de estos pueblos, como las del resto del valle, se vieron forzadas a vender sus casas al Patrimonio Forestal del Estado aceptando el poco dinero que les daban por ellas para invertirlo en busca de una mejor calidad de vida en lugares más desarrollados y con mejor futuro.

Ascendiendo hacia Tricás
Desde Fiscal cogemos dirección Aínsa hasta llegar al desvío de Ligüerre de Ara (730 metros), donde aparcamos en una explanada junto a un panel informativo de rutas que podemos realizar por la zona.

Comenzamos a caminar por el arcén de la carretera hacia Aínsa durante 2 kilómetros, dejando los pueblos de Javierre y Santa Olaria a la izquierda. Hemos de extremar la precaución por el tráfico y la estrechez de la calzada. 

El engullido despoblado de Tricás
En 20 minutos enlazaremos con una pista a la izquierda (705 metros) que nos adentra en el valle de la Solana, encontrando en su inicio información sobre varias rutas de BTT de la Zona Zero.

La pista comienza a ganar altura de forma cómoda entre robles, carrascas y boj. Pasaremos por una cantera en activo y seguiremos la margen derecha del barranco de Yasa hasta cruzarlo por un pequeño puente (875 metros).

Rodeados de un extenso pinar de repoblación la pista va aumentando la pendiente para, tras poco más de una hora de camino, llegar a una bifurcación sin señalizar (945 metros) en la que dejaremos por momentos la pista principal para seguir por la derecha hacia Tricás.

Tricás. Iglesia de Santa Águeda y Santa Inés
Metros antes de llegar al mismo, bajo el Tozal d’a Basa, seguiremos por la derecha en otro cruce de pistas sin señalizar (975 metros).

Escondido entre pinos repoblados se alza lo poco que queda en pie en Tricás (960 metros). Fue uno de los pueblos más pequeños del valle de la Solana. En el siglo XX mantuvo 6 casas abiertas y quedó deshabitado a finales de la década de los 50.

Su edificio más destacado es la iglesia de Santa Águeda y Santa Inés (s. XVI) que, como todo el núcleo, se encuentra engullido por la maleza y en estado ruinoso esperando su triste final.

Tricás. Trasera de la iglesia de Santa Águeda y Santa Inés
Tras la visita regresaremos a la pista principal para continuar nuestro recorrido. En la ladera opuesta podemos intuir el despoblado de Ginuábel, que será nuestra siguiente parada.

La pista asciende con amplias lazadas atravesando antiguos bancales de cultivo, hoy llenos de pinos de repoblación, bien delimitados por restos de muros de piedra.

Las carrascas y los robles irán apareciendo antes de llegar a un poste de madera que indica el descenso hacia Lacort (1090 metros), el cual obviaremos para continuar la pista en dirección a Muro y la ermita de Santiago.

Despoblado de Tricás
A nuestra derecha comenzaremos a ver el barranco de las Guargas y los núcleos de Giral, Castellar, Semolué, Campol, San Felices y San Martín de la Solana, así como Nabaín, la Peña Montañesa y la sierra de Bolave.

Tras 2 horas y media de camino llegaremos a un collado donde encontraremos una bifurcación (1195 metros), en la que seguiremos las placas de BTT que cogen la pista de la izquierda. La pista de la derecha se dirige al despoblado de Cajol.

Ginuábel. Casa Agustina e iglesia de Santiago
Nuestra pista vuelve a cruzar el barranco de Yasa (1210 metros) para cambiar de vertiente y dirigirse a Ginuábel entre pinos de repoblación. 

Dejaremos atrás una barrera antes de llegar a un nuevo cruce de pistas (1225 metros), en el que continuaremos por la izquierda dejando la pista principal a la derecha.

En 20 minutos desde el collado llegaremos a Ginuábel (1170 metros), donde encontramos calles engullidas por la maleza, alguna borda restaurada y trabajadas huertas. No vimos a nadie pero todo hace indicar que está habitado.

Ginuábel. Casa Castillo, abrazada por la maleza
Su caserío se halla semioculto entre una densa masa forestal y, debido a su complicada orografía, se cultivaba a base de terrazas, fajas y bancales para aprovechar al máximo el terreno.

Ginuábel tuvo 8 casas abiertas el pasado siglo y también escuela, a la que acudían los niños del pueblo y los del cercano Muro de Solana.

A pesar de llegar la luz eléctrica en 1945 procedente del molino de Jánovas, el pueblo se quedó completamente vacío en 1963 cuando Casa Périz cerró definitivamente sus puertas.

Caserío y huertas de Ginuábel
En su plaza destaca la iglesia parroquial de Santiago (s. XVI), en cuyo interior podemos observar restos de pinturas murales en las paredes y en la cúpula. 

Junto a la misma se alza Casa Agustina (s. XIX), levantada a partir de una antigua torre defensiva del s. XVII, con una chaminera que aún resiste el paso del tiempo. 

A escasos metros se encuentran el pozo y la fuente, que no era potable y era utilizada para los animales. Las gentes del pueblo se abastecían de numerosas fuentes cercanas.

Eras y bordas de Casa Dueso, en la parte alta de Muro
Una vez visitado Ginuábel hemos de regresar de nuevo a la pista principal para continuar el camino hacia Muro de la Solana. 

En otro cruce, dejaremos una pista a la derecha (1250 metros) que se dirige a la ermita de Santiago y pasaremos junto a un abandonado Land Rover (1275 metros).

Disfrutaremos de amplias vistas hacia el Congosto de Jánovas y Nabaín con la sierra de Campanué al fondo. Con vista, también divisaremos los Sestrales, Cotiella, Punta Lierga y parte del sector de Ordesa.

Muro de Solana. Iglesia de Santa María
Poco a poco iremos volviendo a la vertiente del Ara oteando la ribera de Fiscal, mientras que el boj vuelve a aparecer entre la predominancia del pino.

Distinguimos Jánovas, Albella y su ermita de San Úrbez, Planillo, San Felices y Ligüerre de Ara, Borrastre, San Juste, Fiscal, la Peña Canciás y las sierras de Galardón y Berroy.

También veremos, estratégicamente situado en lo alto de un cerro y dominando el valle del Ara, el despoblado de Muro de Solana al que llegaremos en una hora desde Ginuábel. 

Muro de Solana. Chaminera con la sierra Coronas de fondo
Encontraremos un camino que nos acerca hasta sus casas (1190 metros), dejando de forma definitiva la pista principal en dirección a Sasé.

Muro fue deshabitado a principios de los 60 y tuvo sólo 4 casas que se disponían en una única calle, la de San Pedro. Paseando por ella encontramos numerosos dinteles, pasadizos de piedra y alguna chaminera resistiendo. 

La luz, procedente de Fiscal, les llegó antes de la Guerra Civil y la fuente más cercana se encontraba en el camino de Sasé a unos 20 minutos del pueblo, adonde acudían a lavar la ropa.

Muro de Solana. Calle de San Pedro y Casa Matías
Destaca la iglesia románica de Santa María (s. XIII), en cuyo dintel de entrada está inscrito el año 1789 y a cuya torre se adosa un edificio de dos plantas que se utilizó como herrería (inferior) y como escuela a final del siglo XIX y principio del XX (superior).

Desde su zona más elevada veremos el despoblado de Sasé en la ladera opuesta del barranco de Llardó y la sierra Coronas con su techo Suerio

Desde Muro iniciaremos el regreso por un bello camino de herradura que, inicialmente entre muros, irá perdiendo metros por medio de lazadas hacia el barranco de Llardó o de Santiago, pasando junto a una borda. 

Borda en el camino próximo a la carretera
En menos de una hora desde Muro y entre boj, carrasca y pino alcanzaremos de nuevo la carretera (745 metros), que seguiremos en dirección a Aínsa hasta llegar al desvío de Ligüerre de Ara, donde habíamos dejado el coche.

Ruta circular de 18 kilómetros de distancia con un desnivel positivo acumulado de 750 metros realizada en poco menos de 5 horas sin contar paradas.

Ribera de Fiscal y Ligüerre de Ara
Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestra amplia galería fotográfica en Pinterest. Todas las fotos de nuestras rutas se encuentran aquí.